viernes, 22 de diciembre de 2006

DESDE OTRA CUIDAD

Desde aquella ciudad,
Marco inhábil del paso del tiempo,
Donde se sufren bajas
Como pasos lentos
Que no vuelan, no disparan:
Están grabados por el viento
De sus acontecimientos.

Desde otra ciudad,
Rastros de miradas tuertas,
Refugio de tantos labios,
Abrigo de tantos cambios,
Sus miembros son campanarios
De otras catedrales.

Desde aquella ciudad,
Hecha de agua y sustancia,
Lejos de las ambivalencias,
Sostenida por pilares
y ausencias,
Llena de palabras
Que ya nada sostienen.

Desde otra ciudad,
Guardando horizontes y destruyendo
Distancias, miro
A mi mismo como si fuera
El posible margen de otro rio.

Desde otra ciudad me asomo,
Me asombra quien soy y quien veo,
quien hace caminos del tiempo
y descubre que el infinito no existe.

Julio de 2004

2 comentarios:

afonso alves dijo...

Nao parece dez anos de pouquíssimas palavras
sim
dez anos de um silencio entre poesias para quem?

Anibal Menezes Neto dijo...

Prezado Afonso,

Sao dez anos de silencios, com certeza. Entre cada silencio, um suspiro que se converteu em palavras e que pretende ser poesia. O tempo dirá, como o vento, o que deve ficar ou seguir ou perecer.